Ayuntamiento de
Meruelo

Ruta de los molinos

ruta de molinosEl Río Campiazo nace en la zona de Solórzano y recorre la zona central de Trasmiera entre praderías y retazos de arbolado, pasando por Beranga y Meruelo.

Desemboca en la ría de Ajo, rodeado de un valioso encinar que llega hasta sus mismas orillas, casi en contacto con el agua.

La actividad de la molienda tradicional, llamada desde hace tiempo a desaparecer, deja hoy paso a una nueva opción, la de aprovechar culturalmente las instalaciones heredadas; y así poder hablar de la Ruta de los Molinos, un paseo por la historia en homenaje al trabajo y a la cultura de un pueblo. Un total de 11,5 kilómetros de recorrido, de dificultad media y donde se pueden apreciar seis molinos de río y uno de marea.

molino de la llanosa

Por ello, desde el Ayuntamiento de Meruelo y la Consejería de Juventud del Gobierno de Cantabria se patrocina la realización de Campos de Trabajo cuyo objetivo son la señalización, acondicionamiento y conservación de la Ruta de los Molinos de Agua localizados en la cuenca del río Campiazo a su paso por este valle.

D. Luis de Escallada González en su libro "Historia de Meruelo. Siete Villas en el Antiguo Régimen" nos relata la concentración de molinos de agua que soportaba la cuenca del río Campiazo en su discurso a lo largo de nuestro municipio. En total veinte molinos de los cuales siete se encuentran en el curso principal de este río y el resto en los afluentes que en él desembocan.

La primera referencia documental de estos molinos data de 1596 con el conocido como el de La Llamosa. Aunque ninguno de ellos sirve hoy al objetivo que les vio nacer, aún conservamos sus instalaciones y, en algunos casos, en buenas condiciones. Este molino de tres ruedas, pasó a lo largo de los siglo por infinidad de propietarios debido a su excelente localización y gran potencial para la molienda del grano.

molino de selorgaEl Molino de Selorga se documenta desde 1604 perteneciendo entonces al Condestable de Castilla. El 4 de mayo de 1614, Juan del Mazo elaboró un proyecto para su reparación, encargándose de la obra el maestro cantero Andrés de Munar. El 24 de agosto de 1702 se contrató la reparación con los maestros de cantería y carpintería José de Viadero, Pedro de Cueto, Juan Domingo Alonso de Viadero y Juan y Felipe Pelayo, todos vecinos de Güemes. En el Catastro del Marqués de la Ensenada se dice que tiene cuatro ruedas, aunque entonces sólo funcionaba una.

molino de selorgaEn el barrio de Selorga se conserva un puente situado cercano al hospital, que consta de tres arcos, el mayor posiblemente de origen gótico y los otros dos arcos menores, quizá del siglo XVII, al igual que un tajamar de ángulo recto del siglo XVII. En el propio puente se halla situado el molino y presa de Selorga, que explica su trazado irregular y su adaptación al terreno.

El Molino de La Venera es sin duda uno de los molinos más importantes de todo el Valle. Datado en el siglo XVII, perteneció a una notable familia del lugar como lo atestigua su gran casa y el sistema constructivo del molino. Es un molino de marea que contaba de varias ruedas y con una represa que estancaba el agua con la pleamar. Cuando anegaba el recinto de almacenamiento se levantaba una compuerta y expulsaba toda el agua retenida haciendo girar las ruedas del molino moliendo así el grano.

molino de la veneraEl Molino de La Reduera o la Rodera, como la gran mayoría de los molinos del valle del Campiazo es de finales del siglo XV o principios del XVI; en 1757 estaba ya “perdido y arruinado” y se decidió reedificarlo y aportarlo de presa, represa, rodetes, muelas, fieras y demás pertrechos.

El Molino de la Cenosa aparece documentado en 1641 cuando los herederos del molino de La Cenosa dan poder al Bachiller Pedro de la Sierra Venero y otros, contra Pedro de Maeda, vecino de Laredo. En 1642 los herederos del molino también dan poder a diversos porcioneros del mismo para pedir a censo las cantidades necesarias para seguir el pleito contra Pedro de Maeda por el continuo empalagamiento del molino.

Del Molino de Valdelacabra aparece constancia documental desde mediados del siglo XVII, donde se mencionan las obras para la mejora y acondicionamiento del mismo para uso en la molienda. Dicho molino estaba situado en el barrio de la Aguachica y contaba con dos ruedas.

El Molino del Bado es un molino harinero con cuatro ruedas, denominado así porque se encuentra en un vado. Sufrió diversas modificaciones con el paso de los años, ampliaciones y demás mejoras. Este tipo de actividades era muy común ya que el constante uso de la maquinaria y el salvado de la harina hacían que se estropease dicha infraestructura.

Radio Meruelo